La excelencia como meta

No busques la perfección, busca la excelencia. Permitite fallar. Planeá, actuá, verificá, corregí, y volvé a empezar.